Turismo en Venecia

Turismo en Venecia

Viajes a Venecia

La ciudad de los canales ofrece diversas atracciones para quienes estén decididos a conocerla. Allí, el paisaje y la arquitectura confluyen de manera sorprendente, convirtiéndola en una de las más bellas de toda Italia. Quizás el primer imperdible de este destino sea El Gran Canal. Con cuatro kilómetros de longitud, atraviesa toda la ciudad dividiéndola en dos, y brinda distintas opciones para ser apreciado. Una de ellas es el vaporetto, embarcación que funciona a modo de transporte público en Venecia. Su Línea 1 es la más famosa, precisamente por recorrer este canal, permitiendo ver los palacios más famosos que este tiene a su alrededor. Otra de las alternativas posibles es el traghetto, que es un bote que también opera como medio de transporte en esta ciudad. Para quienes prefieran recorrerlo a pie, el Puente Rialto, el Puente de la Academia, el Puente de los Descalzos, y el Puente de la Constitución, también son opciones a considerar.

Todo sobre turismo en Venecia

Otro sitio que no puede dejar de conocerse si se quiere hacer turismo en Venecia, es la Plaza San Marcos, en la que se encuentran los edificios más representativos de la ciudad, tales como La Basílica, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campante y la torre dell´Orologio. La plaza completa su atractiva oferta turística gracias a su vida nocturna, ya que, cuando hay buen tiempo, gran cantidad de pequeños cafés con música en directo se mantienen abiertos hasta altas horas de la noche. La Scuola Grande di San Rocco, por su parte, puede resultar interesante tanto para los amantes de la arquitectura, como para los que también siente curiosidad por la historia. Y es que su construcción fue llevada a cabo a principios del siglo XVI, y es uno de los edificios mejor decorados de toda la ciudad, con sus paredes y techos pintados durante 24 años por el mismísimo Tintoretto. Por si fuera poco, en su interior, contiene tres salas de pinturas disponibles para quienes la visiten. Por último, no se puede abandonar Venecia sin visitar el palacio Ca´ Rezzonico, uno de los pocos que pueden visitarse en la actualidad en el país. Dentro suyo se encuentra el Museo del Settecento Veneziano, que consta de tres plantas y pone a la vista de sus visitantes aquellos objetos que recuerdan la vida de nobles de siglos pasados.