Turismo en España

Turismo en España

Viajes a España

Ocupa la mayor parte de la península ibérica, y es el segundo destino turístico a nivel mundial: España, con sus heterogéneas ciudades, sus bellezas naturales y su destacada gastronomía, ofrece a sus visitantes una inmensa cantidad de opciones para deleitarse. Así, los aéreos a Europa nos brindan la oportunidad de conocer este bello país y trazar nuestro mapa de viaje entre encantadoras ciudades. En principio, la capital española suele ser la preferida de los extranjeros. No es para menos, ya que allí hay una amplia oferta de lugares que visitar: el Palacio Real, el más grande de todos los reales de Europa Occidental, la Catedral de la Almudena, en donde se casaron Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, y el Templo de Debod, entregado por Egipto a España en calidad de obsequio, son tan solo algunos de los interesantes sitios que Madrid pone a disposición. También Barcelona lidera el ranking de las ciudades favoritas. Los aéreos a Europa permiten viajar a una de las ciudades más elegidas por los turistas jóvenes, donde confluyen lo moderno con lo antiguo, y la tranquilidad de las playas con una intensa vida nocturna.

Todo sobre turismo en España

Bilbao se presenta, a su vez, como una opción a considerar. Tiene una gran cantidad de playas, tales como la Ereaga y la Arrigunaga en Getxo y la Meñakoz en Barrica, así como también diversas playas y jardines, y un bonito casco viejo que merece ser recorrido. Ibiza, por su parte, tampoco puede faltar en unas vacaciones a Europa. Es la ciudad más excéntrica de España, y además de sobresalir por su oferta de actividades por la noche, también ofrece vastas opciones para el público gay. Los más interesados en hacer turismo cultural, pueden aprovechar su visita a Europa para conocer Málaga, y recorrer su Centro de Arte Contemporáneo, que expone más de 400 obras de reconocidos artistas actuales, el Museo Carta Natal Picasso, que exhibe piezas del pintor, y el Art Natura, que combina majestuosamente arte, ciencia espectáculos y arte culinario en un mismo sitio. Por último, el viaje a Europa puede implicar una oportunidad para conocer Sevilla, su catedral gótica, que es la más grande del mundo y fue construida en 1401, los Reales Alcázares, edificaciones palaciegas de la Edad Media, y el monumento sevillano por excelencia, La Giralda.